Introducción

La obesidad es una enfermedad que se ha convertido en un gran problema de salud pública desde la infancia. Según la Organización mundial de la Salud que califica todos los problemas relacionados con enfermedades, el exceso de peso es el quinto factor de riesgo de mortalidad en el mundo, después de la hipertensión arterial, el tabaquismo, la diabetes y la falta de ejercicio y fallecen  2,8 millones de personas al año por obesidad.

Es por eso que es muy importante realizar la consulta precoz al médico cuando padecemos de obesidad.

Pacientes

Para calificar el grado de obesidad calculamos un índice llamado IMC (índice de masa corporal) tomando en cuenta la estatura y el peso. Si dicho valor es de 30 Kg/m2 estamos ante un caso de obesidad. Si es mayor de 35 Kg/m2  y está asociado a una enfermedad como hipertensión, diabetes mellitus o apnea del sueño  o es mayor a 40 Kg/m2 se llama obesidad mórbida y debe ser tratada y resuelta la enfermedad en el menor tiempo posible porque puede causar importante mortalidad por infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, etc. 

Selección del paciente 

Cuando el paciente llega a la consulta se le realizan las mediciones peso, estatura, circunferencia de cintura, se evalúa que grado de obesidad que tiene y comienza a trabajar con el equipo multidisciplinario, constituido por médico clínico obesólogo, endocrinólogo, cardiólogo, neumólogo; en equipo se indicará la técnica quirúrgica.

Preparación del paciente en el preoperatorio

El paciente será visto primeramente por cirujanos especialistas en cirugía bariátrica, quienes lo asesorarán sobre los tipos de cirugía que se pueden realizar; luego lo verá al médico clínico obesólogo quien le solicitará estudios y de acuerdo al grado de obesidad determinará con el cirujano el tipo de tratamiento, ya sea médico o quirúrgico.

Luego de estos estudios se realizará la preparación psicológica con test cognitivos para descartar patologías psiquiátricas y preparar al paciente para su nueva imagen y cambios de hábitos alimentarios.

Es evaluado al mismo tiempo por la licenciada en nutrición, quien será la encargada que descienda el 10% del peso corporal.

Es importante  el  papel del entrenador físico para el descenso de peso y cambio de su estado de sedentarismo a mayor actividad.

Finalmente es evaluado por el anestesiólogo. 

Es importante explicarle cuál es el objetivo de la cirugía, que es lograr un peso saludable y la mejoría o resolución de las enfermedades asociadas a la obesidad.

Finalmente se le explica los mínimos riesgos de la  cirugía y se le hace firmar a él y familiar un consentimiento para cirugía.

  1. El paciente debe informarse correctamente de la problemática de la obesidad con el coordinador del equipo de cirugía Bariátrica y metabólica
  2. El centro donde se atiende el paciente debe ser “Referente para el tratamiento de la obesidad”.
  3. Todo centro de cirugía bariátrica y metabólica debe contar con unidad de cuidados críticos como la Terapia Intensiva, además de sala de internación habitual.
  4. Todo este trabajo es realizado por un equipo multidisciplinario entrenado para que la cirugía sea exitosa y mejore la obesidad y las enfermedades asociadas (diabetes, hipertensión , apnea del sueño) y le dé al paciente una mejor calidad de vida tanto en lo social, laboral y familiar .

EL OBJETIVO DEL TRATAMIENTO ES  LOGRAR UN PESO SALUDABLE PARA ADQUIRIR MEJOR CALIDAD DE VIDA 

EL TRABAJO MULTIDISCIPLINARIO ES FUNDAMENTAL PARA LOGRAR EL OBJETIVO DEL DESCENSO DE PESO Y EVITAR LA REGANANCIA DEL PACIENTE QUE SE LE REALIZÓ UNA CIRUGÍA BARIÁTRICA